¿Por qué necesita un sitio web?

Incluso si usted no está pensando en vender en línea, un sitio bien diseñado es esencial para cualquier negocio.

 

Pregunta: ¿Mi negocio es muy pequeño, sólo yo y dos empleados, y nuestro producto realmente no se puede vender en línea. ¿Realmente necesito un sitio web?

 

Respuesta: Esa es una buena pregunta. De hecho, es una de las preguntas más importantes y que se hacen con más frecuencia en la era de los negocios digitales. Antes de responder, sin embargo, vamos a producir un retroceso a la primera vez que me hicieron esta pregunta. Fue alrededor del año 1998, durante los primeros años de vida de la internet.

 

Estaba dando una conferencia sobre el impacto de internet en la pequeña y mediana empresa – PYME, en una empresa de turismo en la habana, Cuba. En el año 1998, que fue hace décadas, el futuro del comercio electrónico era algo que nadie sabía bien, pero incluso los futuristas más negativos estaban de acuerdo en que todas las señales indicaban que una gran parte de los ingresos de los futuros negocios se derivarian de las transacciones en Internet como resultado de los esfuerzos del marketing en línea.

 

Por lo tanto, si su negocio no tiene un sitio web, incluso si su negocio es pequeño y vende productos o servicios que usted no cree que se puedan vender en Internet. Mi respuesta en 1998 fue la misma que mi respuesta al día de hoy:

 

Sí, si usted tiene un negocio, usted debe tener un sitio web. Sin lugar a dudas.

 

Además, no se apresure a menospreciar su producto o servicio como algo que no se puede vender en Internet. Hoy en día, hay muy poco que no se puede vender a través de Internet. Más de 2 MIL millones de clientes están ahora haciendo uso del Internet, compran de todo, desde libros, computadoras, coches, bienes raíces, aviones de reacción, gas natural a lo que sea. Si se lo puede imaginar, alguien va a encontrar la manera de vender en línea su producto o servicio a como de lugar.

 

Permítanme aclarar un punto: no estoy diciendo que usted debe poner todos sus esfuerzos en la venta de sus mercancías o servicios unicamente a través de Internet, aunque si su producto se presta para lograr ventas fáciles en Internet, sin duda debe considerar hacerlo de inmediato. El punto se basa en que usted debe al menos tener una presencia en la web para que los clientes actuales, los clientes potenciales, socios comerciales e incluso los inversores, puedan rápida y fácilmente obtener más información sobre su negocio y los productos y/o servicios que usted ofrece.

 

Dicho esto, no es suficiente con tener un sitio web. Usted debe tener un sitio con aspecto profesional si desea ser tomado en serio. Ya que muchos consumidores van a la búsqueda de información en línea antes de hacer una compra en una tienda de un centro comercial o simplemente un local físico en alguna calle de cualquier ciudad del mundo, su sitio puede ser la primera oportunidad que tiene de dar una buena impresión a un comprador potencial. Si su sitio parece que fue diseñado por un niño intentando expresar su creatividad inmadura para descubrir colores y formas, su oportunidad de dar una buena primera impresión se perderá.

 

Una de las mejores cosas que tiene Internet es que se ha nivelado el campo de juego de los negocios cuando se trata de competir con los grandes. Como le he mencionado, tiene una sola oportunidad de causar una buena primera impresión. Con un sitio bien diseñado, su pequeña página puede proyectar la imagen y la profesionalidad de una empresa mucho más grande. También puede suceder lo contrario. He visto muchos sitios web de grandes empresas que estan tan mal diseñado y difíciles de navegar, que carecen por completo de profesionalidad y credibilidad. Si ese es el caso, peor para ellos.

 

También mencionar que la suya puede ser una página pequeña, pero cuando se trata de beneficiarse de un sitio web, el tamaño no importa. No me importa si usted es un solo hombre o una empresa gigante de 10.000 empleados, si no tiene un sitio web, usted está perdiendo negocios frente a otras empresas que si lo hacen.

 

Aquí está la excepción a mi regla: En realidad es mejor no tener página web que tener una que haga que su negocio se vea mal. Su sitio web dice mucho de su negocio. O bien, dice, “¡Hey, mira, nos tomamos nuestro negocio tan en serio que hemos creado este sitio maravilloso para nuestros clientes!” o grita, “¡Hey, mira, yo deje que mi sobrino de 10 años de edad, diseñara mi sitio. Buena suerte si puede encontrar lo que busca!

 

Su sitio web es una parte importante de su negocio. Asegúrese de tratarlo como tal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *